Un estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington compartió que las personas depresivas pueden desarrollar posteriormente enfermedades como Alzheimer.

Los investigadores hallaron que muchas personas con Alzheimer sufren depresión, irritabilidad y apatía además de pérdida del apetito. "Precisar el origen de estos síntomas podría ser importante para entender completamente los efectos del Alzheimer en el cerebro y encontrar maneras de contrarrestarlas", se mecionó en el estudio.

El estudio tuvo una muestra de dos mil 416 personas mayores de 50 años. Los participantes fueron evaluados por centros especializados en Alzheimer durante siete años.

Luego de este lapso se descubrió que mil 218 personas que desarrollaron demencia, eran más propensos a cambios en su estado de ánimo y conductas depresivas e irritables.

En la galería de fotos podrán conocer más datos relevantes del estudio.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.