Una investigación llevada a cabo por la Universidad de California en Estados Unidos dio a conocer que las píldoras anticonceptivas podrían debilitar algunas áreas del cerebro y afectar su funcionamiento.

La muestra fue de 90 mujeres de las cuales 44 consumían anticonceptivos orales mientras que las 46 restantes seguían el método natural del ciclo menstrual.

Los resultados arrojaron que el grupo de las mujeres que utilizaban anticonceptivos orales mostraron un adelgazamiento significativo de dos áreas del cerebro: la corteza orbitofrontal lateral y la corteza cingulada posterior.

La corteza orbitofrontal lateral se relaciona a la regulación emocional, mientras que la corteza cingulada posterior regula el pensamiento interior-dirigido, como lo relacionado a los recuerdos personales, según informes de la investigación.

"Algunas mujeres experimentan efectos secundarios emocionales negativos al ingerir píldoras anticonceptivas de forma oral, pese a que algunos hallazgos científicos sugieren que estos efectos son de carácter mixto", afirmó la neurocientífica de la UCLA y principal autora del estudio, Nicole Petersen al sitio estadounidense "Huffington Post".

Desventajas del consumo de píldoras anticonceptivas

Algunas mujeres pueden sufrir efectos secundarios no deseados al tomar píldoras anticonceptivas. Sin embargo, muchas se adaptan a este medicamento prácticamente sin inconvenientes. 

Algunos de los efectos secundarios más comunes por lo general desaparecen después de dos o tres meses. Pueden ser los siguientes:

- Sangrado entre periodos menstruales (en la mayoría de los casos con píldoras que sólo contienen progestina) 

- Sensibilidad en los senos

- Náuseas y vómitos

- Las hormonas que contiene la píldora pueden cambiar el deseo sexual de la mujer.