El azúcar podría ponernos en mayor riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón, según un nuevo estudio estadounidense.

Durante años, científicos se han centrado en la ingesta excesiva de sal con respecto al brote de esta enfermedad, cuando en realidad durante mucho tiempo se ha subestimado el papel del azúcar. "Aproximadamente el 15% de las personas en los Estados Unidos están consumiendo el 25 por ciento o más en calorías de azúcares añadidos. Este nivel de consumo casi triplica el riesgo de mortalidad cardiovascular ", menciona el investigador principal, el doctor James J. DiNicolantonio.

"Sin embargo, este nivel de ingesta está supuestamente basado en las recomendaciones del Instituto de la Medicina", agrega el científico de investigación cardiovascular del Saint Luke’s Mid America Heart Institute.

La fructosa monosacárido cetónico encontrado en el azúcar que es particularmente perjudicial y responsable en el desarrollo de la hipertensión.

Principalmente metabolizado en el hígado, este azúcar que se encuentra en abundancia en frutas y miel propicia un hígado graso y la resistencia a la insulina hepática, haciendo que el páncreas secrete más insulina, que impulsa a un mayor almacenamiento de grasa visceral, la inflamación y la diabetes conduciendo a un aumentado en riesgo cardiovascular.

En la galería de imágenes podrán conocer más datos relavantes del estudio.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.