Todos pensamos que la ira es un sentimiento negativo que no podría brindarnos algún tipo de beneficio, pero realmente no es así.

Una investigación realizada por la Universidad de Michigan en Estados Unidos compartió que únicamente lo es para la cultura occidental, ya que "la ira se considera como una señal de frustración, pobreza, bajo estatus y todo lo que potencialmente pone en peligro la salud", afirma Shinobu Kitayama, autor del estudio y profesor en la misma Universidad.

Algunos estudios previos de Kitayama y su equipo ya habían apuntado que la ira funciona como una señal de elevado estatus y privilegio en Asia. A partir de ahí, establecieron la hipótesis de que una mayor expresión de este sentimiento puede asociarse con una mejor salud entre los asiáticos.

En esta investigación se midieron los marcadores inflamatorios y el funcionamiento cardiovascular que se asocian con la ira. Esta combinación pudo ayudar a medir la salud biológica de personas estadounidenses y japonesas.

Los resultados fueron sorprendentes, pues mientras que una mayor expresión de la ira se asoció con un mayor riesgo para la salud biológica entre los participantes de Estados Unidos, para los japoneses la ira se asoció a una reducción del riesgo para su salud .

En la galería de fotos podrán conocer datos importantes respeco al enojo y la salud.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.