Los resultados que arrojó una investigación llevada a cabo con usuarios de Spotify en Estados Unidos junto con datos de la compañía The Echo Nest han concluído que las personas dejan de interesarse por nueva música a los 33 años.

Mientras que el gusto musical por las canciones actuales en los adolescentes va en aumento. Según la investigación, el gusto por la música de moda va disminuyendo drásticamente durante los 20 años.

Finalmente, las preferencias musicales maduran a los 30 y a los 33 años aproximadamente y dejan de sentirse atraídos por la música "nueva" o popular, según informa la investigación.

Además, se conoció que las mujeres muestan un declive en la preferencia por la música pop desde los 13, mientras que los hombres cambian súbitamente al llegar a los 30 dejando de escuchar canciones famosas del momento.