Un estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Florida en Estados Unidos dio a conocer que las personas que lavan platos sucios y ponen atención plena en ello, se sienten menos nerviosos y con menos estrés en comparación con los que lo hacen sin fijar su atención plenamente.

El objetivo de dicha investigación fue descubrir si las actividades que realizamos en casa podrían utilizarse como una práctica para promover la atención y mejorar el bienestar emocional de las personas.

Para ello 51 estudiantes demostraron que al poner atención estas actividades podrían ser buenas aliadas para sentirnos mejor.

En dicha práctica se demostró que las sensaciones de nerviosismo disminuyeron en un 27% en aquellos que conscientemente lavaron los platos, y además, un 25% del mismo grupo demostró que su inspiración fue la que mejoró.