A pesar de que se cree que el hombre es más “abierto” en el tema sexual, algunos de ellos tienen varios “prejuicios” sobre cómo viven su sexualidad las mujeres. 

Entrevistamos a varios hombres para saber qué pensarían si su pareja les pidiera un juguete sexual, específicamente un consolador y esto fue lo que respondieron: 

- “Prefiero que me pida un consolador a que me engañe”, algunos hombres aseguraron que les parece mejor que le pidan un “dildo” a saber que su pareja les es infiel. 

- “Se lo compro”, muchos, sobre todo los más jóvenes, aseguraron sin repensarlo que le comprarían el juguete sexual a sus parejas sin reparar en explicaciones. 

- “No me gustaría”, aunque finalmente se lo compraría es una situación que incomodaría su “hombría”. 

- “Pensaría en buscarle algo que nos sirviera a ambos”, implementaría juguetes sexuales que sean para el disfrute de ambos. 

- “Le pediría a cambio una muñeca inflable”, según ellos, este es el comparativo de un consolador para hombres. “Le diría que yo también quiero una muñeca inflable a ver si le gusta”. 

- “Vamos de compras juntos”, otra buena mayoría aseguró que le gustaría la experiencia de “ir de compras” a una tienda de juguetes sexual con su pareja.