Para las mujeres este momento podría resultar el más deseado e importante en sus vidas, pues se sienten emocionadas y felices al escuchar una propuesta de matrimonio.

Sin embargo, para los hombres es totalmente distinto, pues ellos se ponen muy nerviosos y llenos de pánico.

Esto pudo deducirse después de que la revista islandesa "GOOD" monitoreara el ritmo cardiaco de un hombre al realizar la propuesta de matrimonio a su pareja.

El resultado fue una inmensa taquicardia.

La prueba duró 40 minutos.

Otros datos importantes de ese momento: 

El hombre se encuentra muy agitado incluso antes de hacer la pregunta. Su corazón emite 90 latidos por minuto; sin embargo, son superados cuando realiza la pregunta, pues rebasa los 110 latidos por minuto.

Luego de recibir una respuesta positiva su ritmo cardíaco aún sigue un poco agitado, pero logra calmarse luego de unos segundos. Esto nos da a conocer que los hombres que piden matrimonio, realmente han tomado valor para atreverse a realizar este acto de amor. No subestimen sus agallas