Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Azabu, en Japón, dio a conocer que el vínculo afectivo entre un perro y su dueño se da por medio de las miradas cruzadas.

La muestra fue de 30 personas con sus respectivos perros. Los investigadores colocaron a cada una de las parejas en habitaciones separadas. Posteriormente las interacciones entre ambos fueron grabadas durante 30 minutos.

Luego de ello, se analizó la orina tanto del dueño como de su perro para medir los niveles de oxitocina, popularmente nombrada "hormona del amor".

Finalmente se concluyó –mediante las grabaciones y la prueba de orina– que los perros se sienten atraídos a sus dueños mientras más los miran, mostrando un amor incondicional como el de los bebés a los padres.

El estudio descubrió que cuanto más mira el perro a los ojos de su dueño, más sensación de placer sienten. Por su parte, los humanos también sienten amor por las miradas tiernas de sus mascotas.

En la galería de fotos podrán conocer más detalles de la investigación. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.