Una reciente investigación encontró que existe un vínculo entre el equilibrio y un accidente cererbrovascular, tal como un derrame cerebral o un ataque cererbral (cuando el flujo de sangre hacia una parte del cerebro se detiene).

Al respecto se mencionó que las personas que tienen un mejor equilibrio podrían tener mejor salud general que quienes no.

Nuestro sentido del equilibrio se basa en tres tipos de información:

1. La visual: lo que los ojos pueden ver a su alrededor y que alimenta al cerebro a través del nervio óptico.

2. Los movimientos de articulaciones: los cuales tienn sensores especiales, conocidos como propioceptores, los cuales también envían señales al cerebro.

3. El oído interno: donde hay tubos diminutos, conocidos coo canales semiculares, que contienen fluído que se mueve cuando la cabeza lo hace. Las células que recubren los tubos detectan el movimiento del fluido y se comunican al cerebro a través del nervio vestíbulo coclear (la vía tanto para la audición como para el equilibrio).

Por ello, el tener equilibrio implica un gran esfuerzo para nuestro cerebro. De este modo los investigadores concluyeron que levantar una pierna durante 20 segundos manteniendo los ojos cerrados podría delatar nuestra salud general.

"La capacidad de mantener el equilibrio sobre una pierna es una prueba importante para la salud del cerebro", mencionó el doctor Yasuharu Tabara, profesor asociado de medicina genómica en la Universidad de Kyoto, Japón, quien dirigió la investigación

Las personas que pueden lograrlo tienen menos probabilidades de sufrir este tipo de accidentes que quienes no pueden realizarlo. De hecho los primeros son más propensos a estar en forma y seguir saludables por más tiempo.

En la galería podrán conocer datos impresionantes de nuestro cerebro y cómo funciona.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.