El Instituto de Estudios Familiares llevó a cabo una encuesta en Estados Unidos sobre el crecimiento y comportamiento familiar.

El estudio reveló que la edad perfecta para casarse, y que todo les salga bien, es a los 32 años.

Resulta que las parejas que se casan antes de los 20 años, tienen un 32% de probabilidades de terminar en divorcio. Este número disminuye gradualmente hasta la edad de los 30 a los 34 años, y después vuelve a subir.

Es como una curva en la que el punto más bajo se encuentra cuando las personas tienen 32 años de edad. 

A esta edad, las parejas que se casan tienen una probabilidad del 12% de acabar en divorcio. Si tienes novio o novia, planean estar mucho tiempo juntos y uno de ustedes dos tiene esta de edad, no deberían ignorar este estudio. 

Con información de ABC.com