Se espera que la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, de a luz esta semana a su segundo hijo.

Desde el inicio se ha indicado que este embarazo ha sido más delicado que el anterior, esto debido a su condición de hiperémesis gravídica debilitante.

Según el periódico británico "Daily Mail", mil mujeres en Reino Unido tienen abortos espontáneos cada año debido a esta condición.

La enciclopedia médica "Medline Plus" define a la hiperémesis gravídica como una enfermedad que se caracteriza por "la presencia de vómitos y náuseas intensos y persistentes durante el embarazo".

La organización británica "Pregnancy Sickness Support" estima que 10 mil mujeres se ven afectadas cada año por la enfermedad.