Reino Unido se convirtió en el primer país que autorizó la reproducción asistida con ADN de tres padres.

La innovadora técnica utiliza el ADN del padre, la madre y una “segunda madre”, y tiene como objetivo evitar la transmisión de enfermedades genéticas.

Los daños mitocondriales, esos que se transmiten de padre a hijos, son los causantes del fallo en el correcto funcionamiento de los órganos.

Esta técnica “es segura y eficaz y ha sido probada durante más de 15 años en primates. Si no damos el paso adelante, estaremos negando a muchas mujeres el derecho a tener hijos sanos”, explica Dough Turnbull del Centro de Investigación Mitocondrial de la Universidad de Newcastle.

Está previsto que el primer bebé con material genético de tres personas nazca en 2016.