Los perros suelen ser los que más sufren en estas fechas, debido al gran ruido que perciben y les resulta sumamente molesto.

Esta causa es ancestral, ya que para poder cazar a los roedores (los cuales eran su alimento), los lobos tuvieron que desarrollar su sentido auditivo.

Al respecto, el veterinario Alejandro Benech, describió en entrevista al diario uruguayo El País, como son las visitas en su consultorio, de los perritos descontrolados por el ruido o lastimados, debido a que quieren escapar al entrar en pánico por el ruido de fuegos artificiles.

El ruido les molesta tanto, ya que "tienen una sensibilidad auditiva tres veces mayor a la del humano (...) un sonido muy fuerte puede llegar a desorientarlos" informó Benech al diario uruguayo.

En la galería de fotos podrán conocer tres recomendaciones para evitar daño a nuestros perros con el ruido.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.