Como drama de telenovela, Karla, una joven de 22 años, cuenta su historia desde que salió de su casa, enamorada de un joven de 21 años, quien la obligó a tener relaciones sexuales con 30 personas al día bajo amenazas de que matarían a su familia, indica el diario La Vanguardia.

Karla abandonó su casa con la promesa de que se casaría con su novio, cuando tenía 12 años, para tener una vida mejor. Sin embargo, no fue más que una víctima de trata de personas.

La joven le contó su historia a la asociación Unidos por la Trata, donde relata que fue obligada a prostituirse con más de 43 mil hombres en los últimos diez años.

Karla contó en El Periódico Central de México, que de los 12 a los 16 años tuvo que soportar maltratos y chantajes.

Primero estuvo varios meses siendo trasladada de Puebla a Tlaxcala y más tarde le asignaron una habitación de hotel. A los 14 años se quedo embazada por primera vez, pero fue obligada a abortar para que pudiera seguir trabajando.

Narra que durante los primeros años vio cómo otras niñas más jóvenes que ella eran operadas para que pudieran empezar a ser prostituidas.

Al tiempo, Karla volvió a quedar embarazada y en ese momento fue cuando finalmente pudo escapar. Los proxenetas que la manejaban le dijeron que le quitarían a su hija para que también fuera obligada a prostituirse, pero logró salir de ese mundo, gracias a la ayuda de un cliente de 60 años que le brindó su apoyo.

Varios años después y luego de haber recibido terapia para superar esa etapa de su vida, Karla se dedica a contar su historia para que nadie sea víctima de la trata de personas, que afecta mucho en el territorio mexicano.