Ya muchas personas han tomado consciencia de la importancia de cuidar los recursos naturales.

Reciclar, reutilizar y reducir es ahora también lo puedes trasladar a “la cama”, según Greenpeace, que ha creado una guía “ecosexual” para que en tus encuentros no sobresalientes al planeta.

1. Apaga las luces
Vive una verdadera revolución energética desde tu cama. Al reducir el consumo energético ayudas a disminuir las emisiones de gases invernadero que se envían a la atmósfera. Dale un toque más romántico a la velada utilizando velas de cera de abeja y parafina.

2. Añade las verdaderas frutas de la pasión
Según los autores de esta guía, frutas como el guaraní, las fresas, la zarzamora, moras, entre otras frutillas son afrodisíacas. Pero para que realmente añade la pasión y “energice” tu sangre lo mejor es que consumas frutas orgánicas, es decir que no contengan transgénicos o pesticidas.

3. Utiliza ecolubricantes
El mejor lubricante es el natural. Un buen preámbulo producirá la lubricación necesaria para que inicie la acción. Si aún así, necesitas utilizar opta por aquellos elaborados a base de agua, y que no contengan derivados del petróleo.

4. Recicla el amor
Guarda todos tus accesorios o productos que utilizas “en la cama” reutiliza un envase de tu gusto o decorado a tu estilo para almacenar condones, lubricantes, juguetes , entre otros.

5. Juguetes con acción
Algunos juguetes sexuales o ropa íntima para juegos sexuales son fabricados con derivados del petróleo, como policloruro de vinilo (PVC) o vinilo. Evita este tipo de “accesorios” ya que son factores de riesgo en alteraciones celulares.

6. Ahorren agua
Una manera muy erótica de ahorrar agua es bañándose juntos. De esta forma, ahorra agua y jabón.

7. Sexo verde
Cada medida que tomes en tu vida íntima cuenta para realizar una práctica ecoamigable. Utiliza ropa íntima orgánica, prefiere los aceites orgánicos. Y si quieres ir más allá, elige una cama, “el centro más frecuente para un episodio “sexual”, que sea de madera certificada.