La ciencia y la vida de muchas parejas podría cambiar luego de este descubrimiento. Al parecer, este nuevo método anticonceptivo no requiere los efectos de hormonas para la planificación familiar.

Alberto Darszon, investigador del Instituto de Biotecnología de la Universidad Autónoma de México, se basa en que los espermatozoides, como otras células, poseen canales irónicos que les permiten intercambiar sustancias químicas con su entorno. Bloquear estas vías de comunicación, que logran el desplazamiento y la fecundación, el intercambio entre el óvulo y el espermatozoide no se produce, según recoge el sitio muyinteresante.es

Este método podría estar orientado a los hombres, no posee hormonas y es reversible.

“Llevamos muchos años tratando de entender cómo se mueven diferentes sustancias a través de la membrana del espermatozoide y creemos que tenemos pistas para poder llegar a un inhibidor específico que pueda interrumpir la fecundación”, afirma Darzson.

Inhibir los cambios de concentración iónica con carga eléctrica dentro y fuera de la membrana del espermatozoide, sería la clave para impedir la fecundación.

Sin embargo, aún no han definido un “bloqueador” que intervenga en la capacidad del espermatozoide de fecundar.