Si hay algo que es único e irrepetible en cada persona es su sexualidad. Sin embargo, estudios revelaron que hay algo que tienen en común 4 de cada 10 mujeres: padecen trastornos del orgasmo.

Esto se debe a que, biológicamente, tanto el varón como la mujer están capacitados para tener más de un orgasmo durante un encuentro sexual, para lo cual deben conocerse lo suficiente y tener una muy buena comunicación con su pareja para lograr una sintonía que permita lograrlo.

A pesar de que existe una apertura nunca vista antes, en cuanto al modo en que las personas hablan libremente sobre su intimidad, todavía hay mujeres que simulan sus orgasmos porque no se atreven a plantearle la dificultad a su compañero. Generalmente se trata de mujeres que presentan esta situación con cierta frecuencia y están tan preocupadas o asustadas que sufren un bloqueo a nivel cognitivo y emocional que deriva con el tiempo en disminución del deseo y desinterés sexual.

Hoy en día, en que la moderna sexología clínica cuenta con tantos recursos para ayudar a las personas a disfrutar de una sexualidad saludable y plena, no tiene sentido encerrarse sola con el problema.

Las mujeres que padecen anorgasmia tienen que saber que no son "casos raros", que este problema existe y que, cuando las relaciones son ocasionales el porcentaje de mujeres que lo padece es mucho mayor.