Como no todos los “encuentros” son planificados, hay algunos aspectos que más de alguna vez han sido tema de conversación entre amigos por ser “muy” curiosos, graciosos o embarazosos, pero hay algunos que quisiéramos no tener que recordar nunca.

Estos son los cinco momentos más difíciles previos a un encuentro sexual

- Equivocarte de nombre. A más de alguna persona le ha ocurrido este terrible error. Sin embargo, lo más aconsejable según la experta Alessandra Rampolla, es ser honestos y pedir disculpas.

- La erección no llega. Aunque eso suele no ocurrir con frecuencia, representa el punto más embarazoso para ellos. Toma en cuenta que la erección puede no llegar porque no es ni el lugar ni el momento adecuados, por estrés, cansancio, o problemas fisiológicos.

- Ropa íntima “poco sensual”. Este momento puede convertirse en algo muy divertido, dependiendo de la prenda y el sentido de humor de ambos. Lo importante es que no sea un obstáculo para que empiece la acción.

- ¿Sonidos extraños? Aunque no hay manera anatómica de que se trate de un “gas” saliendo por la vagina, puede ser un momento muy difícil e incómodo cuando esta área “truena”. Cuando las paredes vaginales se abren puede quedar atrapado un aire adentro, el cual saldrá expulsado durante la penetración, con ese sonido particular de los gases.

- Gases o malos olores.
Seguramente la peor manera de atacar la pasión es un gas. Esto, según Rampolla, es algo normal, ya que los movimientos de la penetración estimulan los esfínteres del ano, pero ojo. No hay salida que valga, más que un poco de buen humor.

En la galería podrás encontrar consejos para sobrevivir a estos "difíciles" momentos.