Una investigación realizada por la Universidad Pierre Mendès en la ciudad Grenoble en Francia dio a conocer que los hombres que presentaban mayores niveles de testosterona por lo general prefieren platillos más picantes.

Esto se concluyó luego de que se ofrecieran varios platos con comida picante a 144 hombres de entre 18 y 44 años. después de medir su nivel de testosterona.

Tras comprobar su nivel de testosterona, los participantes calificaron del 1 al 4 varios alimentos picantes y salados que se les brindaron. Posteriormente ellos podían elegir si poner dosis extras de picante o sal a sus platillos.

Los hallazgos demostraron una correlación entre el nivel de testosterona de los participantes y el número de dosis extras de picante que ponían en el plato, pues quienes presentaron altos niveles de testosterona tendían a poner más de este condimento o ingrediente a sus alimentos.

Tales resultados comprobaron que la toma de decisiones en ámbitos financieros, sexuales y de comportamiento está relacionada con sus niveles de testosterona.

"En este caso, la relación se aplica a la toma de riegos gustativos", informó Laurent Bègue, autor principal del estudio.

En la galería de fotos podrán conocer más datos respecto al estudio.