Esto es lo que pasa en nuestro cuerpo cuando sentimos dolor

Los "nociceptores" -término que acuñó por primera vez el neurofIsiólogo británico y Premio Nobel de Medicina Sir Charles Scott Sherrington- detectan cualquier variación física capaz de producir destrucción violenta en algún tejido de nuestro cuerpo.

Los "nociceptores" se encargan de enviar la información que tienen al cerebro por medio de la médula espinal.

Luego de que el cerebro recibe dicha información, este evalúa y prevé la opción de mandar la orden de alerta en forma de dolor a dicha zona.

Investigadores de la Universidad Linköping y el Instituto Karolinska, en Suecia, crearon el primer dispositivo en su clase capaz de aliviar el dolor sin necesidad de medicamentos.

Luego de 10 años de investigación, científicos suecos dieron a conocer la "bomba de iones". Esta impide que las señales de dolor lleguen al cerebro, evitando así la sensación de malestar.

Aunque el dispositivo solo se ha probado en animales hasta el momento, podría brindar esperanza a 7% de la población mundial que padece dolores severos y que no ha encontrado cura, según señala la investigación.

La "bomba de iones" envía impulsos eléctricos al lugar exacto donde los nervios dañados entran en contacto con la médula espinal, por lo que evita que estas señales de dolor lleguen al cerebro, impidiendo el malestar.

Su principal función es inhibir estímulos en nuestro sistema nervioso central.

Cabe señalar que la bomba también podría ser utilizada para suministrar sustancias terapéuticas al cerebro y otras partes del cuerpo además de la médula espinal. Hasta el momento no ha tenido efectos secundarios negativos.

Dicho dispositivo puede compararse con un marcapasos, excepto porque este alivia el dolor, mencionó Magnus Barggren, jefe de la investigación.

En la galería de fotos podrán conocer más información de este adelanto científico. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.