Tanto la playa, el calor y la humedad son los culpables de que nuestro pelo sufra el frizz y que jamás se acomode o se vea deshidratado.

La revista Cosmopolitan compartió algunos tips para evitar la incómoda electricidad del cabello y así logres tenerlo más hidratado.

Sécate el pelo con toallas de microfibra

Esos trapitos que utiizas en la concina son perfectos para secarte el pelo. La toalla normal puede quebrar la cutícula de las fibras capilares. Presiona el pelo con las otras para quitar el exceso de agua.

Utiliza un acondicionador profundo

Utiliza uno intensivo y déjalo reposar 5 minutos. Estos acondicionadoes son más pesado por lo que dejan una capa más gruesa de producto que sella la humedad de las fibras capilares. 

No laves diario tu cabello

Si tu pelo no es grasoso no es necesario lavarlo con shampoo todos los días ya que éste elimina los aceites naturales del cabello, ideales para combatir el frizz. Si sientes el pelo muy grasoso puedes recurrir a shampoos que se usan en seco. 

Usa toallitas suavizantes

Lleva contigo las toallitas que añades en la secadora de ropa y frota con ella tu cepillo de pelo. Ellas están hechas para evitar la electricidad.

Aplica loción corporal

Ponte un poco de loción corporal en las manos, deja que se absorba lo suficiente en ellas y de inmediato pásalas por tu cabello, evitando las raíces.

Protégelo del calor

Si usas muy seguido la secadora o la plancha para el pelo, utiliza productos para protegerlo del calor excesivo. 

Usa secadoras con iones

Las secadoras con iones sí hacen la diferencia en tu pelo pues comprimen la cutícula del cabello, evitando el frizz.