Para los pequeños la ilusión de quemar cohetillos es parte de las fiestas navideñas. Para que todo sea paz y amor, durante las fiestas de fin de año, te presentamos estos consejos brindados por Nery Ricco, de los Bomberos Municipales.

1. Supervisión absoluta:
Esto es vital para evitar cualquier incidente con la pólvora. Los niños y jóvenes no tienen la capacidad de prever incidentes, por lo que deben ser vigilados todo el tiempo.

2. No amarrar las bolsas con cohetes al cincho del pantalón:
Es común que los pequeños se amarren su bolsa de cohetillos en el cincho de su pantalón para mayor facilidad y movilidad; sin embargo, cualquier chispa o fuente de calor puede encenderlos y provocar una quemadura muy fuerte. Tampoco se deben meter los cohetes en las bolsas del pantalón o chumpa. 

3. Administrar el uso de cohetillos: Lo ideal es que los padres administren en pequeñas cantidades los cohetillos a los niños. La despensa de todo artículo con pólvora debe guardarse en un recipiente de plástico con tapadera segura.

4. Cohetes adecuados para la edad:
Artículos como estrellitas, volcancitos, chiltepitos, tronadores, barras de luces son ideales para los más pequeños. Según el especialistas, solo adolescentes a partir de los 13 años pueden manipular otros artefactos como bombas, morteros y cohetillos sueltos. Siempre y cuando estén bajo supervisión de un adulto responsable.

5. Fuente de fuego:
Casi todos los padres de hoy en día utilizaban un cigarrillo para encender los cohetes; sin embargo, es una práctica que no se recomienda por los efectos dañinos del humo del tabaco. Lo más recomendable es utilizar mechas de cáñamo o incienso.

6. Kit de emergencia: Si tus pequeños van a quemar cohetillos lo recomendable es que tengas un kit de emergencia en casa que contenga agua oxigenada y crema sulfaplata, ambos los puedes adquirir en cualquier farmacia.

7. ¿Qué no hacer? Es importante que laves la herida con agua destilada, ya que forma ampollas en la piel. Las quemaduras no deben taparse con gasa para evitar infecciones en la piel.

Para emergencias contacta a los cuerpos de socorro al 123 y 122.