Los smartphones forman parte de nuestro estilo de vida. Sin embargo, existe muy poca investigación respecto al impacto de su uso y específicamente qué sucede cuando las personas están separadas de sus dispositivos.

Al respecto, investigadores de la Universidad de Missouri (MU) encontraron que el separarnos del celular puede causar graves efectos psicológicos y fisiológicos en los usuarios específicamente de iPhones, incluyendo malos resultados de pruebas cognocitivas.

"Nuestros hallazgos sugieren que la separación del iPhone puede afectar negativamente el rendimiento en tareas mentales", expuso Russell Clayton, un estudiante de doctorado en la Escuela de Periodismo de MU y autor principal del estudio. "Además, los datos de nuestra investigación señalan que los iPhones son capaces de convertirse en una extensión de nosotros mismos, de tal manera que cuando nos separamos de ellos, podemos experimentar una disminución del ego y un estado fisiológico negativo", compartió Clayton.

En la investigación se pidió a un grupo de participantes que probaran la fiabilidad de un nuevo medidor de presión arterial inalámbrico y armaran un rompecabezas.

Al principio se les permitió realizar el ejercicio con su iPhone y posteriormente se les retiró sin dejar de medir su presión arterial y ritmo cardiaco.

Los resultados fueron sorprendentes. En la galería de fotos podrán conocer cuáles fueron los efectos.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.