Por fin se percibe que ya se aproximan las elecciones. Hay más entrevistas a candidatos, las personas preguntan quiénes son los postulantes y qué proponen, se están realizando múltiples foros de presidentes, diputados y alcaldes, y la mayoría de noticias circula alrededor del proceso electoral. 

Difícil esta contienda. Nuestra democracia y sistema político están a prueba. Hace seis meses todo parecía normal, pero con mucho descontento. Actualmente hay una sensación de incertidumbre y preocupación pero a la vez se percibe una esperanza. En los distintos medios se comenta la importancia de hacer reformas y rediseñar el Estado. Muchos hemos estado a la expectativa de lo que el Congreso realice; sin embargo, pareciera que tendremos pocos resultados. Los disputados siguen sin sesionar, por lo tanto no se conoce el antejuicio del Presidente y tampoco se discute con responsabilidad la reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos. No obstante, las elecciones están firmes y tenemos bastantes candidatos con los que podríamos renovar a la clase política.

“Las encuestas que han sido llevadas a cabo por instituciones serias en el último mes señalan, en general, la misma tendencia: 7 de cada 10 guatemaltecos piensan ir a votar. Ningún candidato ganará en primera vuelta”.

Ya quedaron aprobadas las papeletas, listas para su impresión. Se está distribuyendo el mobiliario y preparando los enceres necesarios para la realización del evento. Ahora toca que el TSE motive a los millones de guatemaltecos que participarán en el evento del 6 de septiembre, en especial a los miembros voluntarios de las Juntas Receptoras de Votos, quienes al final tienen a cargo la vigilancia de un proceso electoral transparente y el respeto a la voluntad de los ciudadanos votantes.

Rápido se corren rumores y se hacen comentarios de los distintos candidatos respecto de la posición que ocupan en las encuestas. Se han publicado varias en relación con los aspirantes a la presidencia y la vicepresidencia. Debemos de comprender que una encuesta es una foto de un video, del cual aún desconocemos el resultado final. Sin embargo, sirven de referencia.

Las encuestas que han sido llevadas a cabo por instituciones serias en el último mes señalan, en general, la misma tendencia: 7 de cada 10 guatemaltecos piensan ir a votar. Ningún candidato ganará en primera vuelta. El candidato del partido Líder va a la cabeza con aproximadamente una tercera parte de los votos. Luego le siguen un par de candidatos de los partidos FCN y UNE, que compiten muy de cerca por el segundo puesto. Continuo vienen otros partidos creciendo, unos más que otros. Hay diferencia entre las preferencias de algunos candidatos por los guatemaltecos que viven en el área rural en comparación con el área urbana. Hay bastantes indecisos –una quinta parte-– especialmente en centros urbanos y menos de 10% votará nulo.

Las encuestas no necesariamente debieran de influir en el voto del indeciso. Algunos preguntan si vale la pena votar por un candidato que según las encuestas tiene pocas posibilidades de ganar. La respuesta es sí, en especial por aquellos que compiten por primera vez, de lo contrario no hay motivación para contar con nuevos políticos en la contienda. Además es importante comprender que estas elecciones son atípicas -diferentes, en especial porque varios de los candidatos están señalados legalmente y puede ser que otros sean acusados en los próximos días. También se les han fijado límites a distintos partidos políticos y hay mucha tensión al no querer cumplir las reglas.  

El futuro de Guatemala está en nuestras manos. Lo motivo a que se informe y busque a los aspirantes más afines a sus ideales. El voto nos permite al menos cambiar a los que nos dirigen y retomar el rumbo. ¿Quiénes de los candidatos a alcalde, diputado y presidente son honestos?