La seguridad sigue siendo una de las preocupaciones más importantes en el país. Lamentablemente cada dos horas muere un guatemalteco debido a la violencia. Las extorsiones se han vuelto un gran problema para todos los ciudadanos, así como los asaltos y robos. Como parte de la agenda para el desarrollo, el CIEN presentó el tema de Seguridad Ciudadana (www.desarrollappsgt.org). Como institución reconocemos que se han hecho esfuerzos, pero los mismos no se hacen de forma planificada, ni estratégica; sino reactiva ante las circunstancias.

Debido a que varias instituciones están relacionadas con la seguridad y la justicia, se propone trabajar en un plan estratégico de seguridad integral que abarque desde la prevención hasta el Sistema Penitenciario, pasando por la policía, el ejército, el Ministerio Público y el Organismo Judicial. Este debe tener una visión de sistema, establecer metas medibles e identificar responsabilidades para cada institución, dándole seguimiento continuamente.

Se hacen recomendaciones al Ejecutivo para mejorar la prevención, fortalecer la Policía Nacional Civil (PNC), lograr el apoyo del Ministerio de la Defensa y contar con un Sistema Penitenciario que prive al delincuente de libertad pero también logre su rehabilitación. En prevención es urgente poner en marcha los servicios de salud y educación con calidad y cobertura para toda la población. La mejor política de prevención es una agenda de desarrollo. Y, en los municipios y barrios más vulnerables, se recomienda invertir en programas de capacitación y valores para jóvenes en alianza con los alcaldes, las comunidades y familias.

Entre 2012 y 2015 se incorporaron 12 mil 260 nuevos agentes a la PNC, pero lamentablemente no se fortalecieron los procesos de reclutamiento. Se cuenta con 700 nuevos oficiales, pero los requisitos de ascenso no son claros y los nombramientos pueden ser subjetivos. La fuerza policial es de 33,100 elementos, pero aún se debe cubrir los puestos con el personal de la jerarquía necesaria y armonizar el régimen disciplinario. Será importante impulsar la carrera y lograr una policía profesional, capaz, honesta, creíble y al servicio de los ciudadanos.

El país se encuentra en una situación muy débil ante el crimen organizado y la narcoactividad. Es recomendable mejorar la capacidad operativa de la defensa nacional, pues aunque se incrementó en 3 mil personas la fuerza permanente y en 1 mil 500 las fuerzas combinadas de seguridad, aún persisten limitadas condiciones de movilidad, especialmente en las fuerzas de aire y de mar.

El Sistema Penitenciario es la institución con mayores desafíos. Su infraestructura tiene una ocupación del 300% y prácticamente no hay autoridad penitenciaria. A pesar de contar con una ley muy avanzada, esta es muy ambiciosa, razón por la cual ha sido imposible ponerla en práctica. Debe revisarse el marco legal, ajustarlo a la realidad, diseñar un plan y hacerlo operativo. Urgente lograr la carrera de los agentes, ampliar la infraestructura y contar con programas de rehabilitación y trabajo para los reos. Además debe considerarse el funcionamiento de una cárcel de alta seguridad para lograr que los delincuentes más peligrosos estén aislados de la sociedad.

¿Ha mejorado la seguridad en los últimos años? ¿Qué candidato tiene la mejor propuesta?