Siguen sorprendiéndonos los casos de corrupción. Mención especial el caso de la Federación Internacional de Futbol (FIFA). La acusación presentada la semana pasada por la fiscal general de Estados Unidos señala que están involucrados directivos de distintos países y, entre ellos, tres  guatemaltecos. Esto no solo es una vergüenza, sino además da mucho coraje. Sin embargo, es importante que todo esto salga a luz, se les ponga un alto a estas mafias y se sancione a los involucrados.

Interesante el discurso de la fiscal, resaltando lo siguiente: “(…) Después de todo, deportes como el futbol ejemplifican, en las propias palabras de la FIFA, unión, valores educativos, culturales y humanitarios. Es una de las principales maneras en que enseñamos a nuestros hijos sobre el carácter, sobre el juego limpio y el trabajo en equipo. Torneos internacionales promueven el entendimiento entre las naciones y encarnan un reconocimiento de nuestra humanidad algo que es muy importante, sobre todo, en estos tiempos de desafío global”. http://goo.gl/EyNwIY

Ante tanta noticia negativa, perdimos el informe de los buenos resultados del último censo de talla escolar en niños de primer grado, publicado recientemente. Este presenta el  promedio de retardo en talla a nivel nacional, que según su edad ha alcanzado un niño o una niña comparado a un estándar recomendado por la OMS en 2007. La talla o estatura para la edad –expresada como la prevalencia de retardo en talla– es un indicador que muestra calidad de vida, el nivel de desarrollo humano y la seguridad alimentaria y nutricional de la población evaluada. También identifica los grupos de mayor riesgo o vulnerables. A menor prevalencia, mejor es la situación de la persona.

Luego de comparar las prevalencias de retardo en talla de los cuatro censos realizados entre el año 1986 y  2015, se muestra que esta disminuyó de 51% al 38%, lo que indica que ha mejorado la nutrición en los niños evaluados. De hecho, el mayor logro se da de 2008 a 2015, donde baja de 46% a 38% el indicador en escolares.
 
Adicionalmente, este instrumento presenta información valiosa para la realización de políticas e intervenciones a futuro. Por ejemplo, los niños tienen más problemas en el área rural (42%) en comparación con la urbana (21%). El idioma materno influye, los que hablan español tienen una prevalencia de 26%, mientras que los otros alcanzan 51%. Hay algunos departamentos con mejores resultados. Se encontró que 13 departamentos y la ciudad capital presentan prevalencias inferiores al promedio nacional. Los valores más bajos correspondieron a la ciudad capital, Escuintla y El Progreso. Nueve departamentos presentaron prevalencias mayores que el promedio nacional, como Totonicapán con 60% y Quiché con 55%. Además, se informa de los municipios con mayores desafíos y también se pueden estudiar aquellos que han tenido mejores resultados.

Es de festejar, ya que, a pesar de tener una gran crisis en el sistema de salud y que el servicio público es tan deficiente, los niños y las niñas están mejor que hace 10 años.

En fin, no todo está perdido. Hoy que se celebra la tradicional “quema del diablo”, es una gran oportunidad para reflexionar e  iniciar el adviento de una buena manera: limpiando de nuestra cabeza los malos augurios, soltando los sentimientos negativos, compartiendo con amigos y familiares los cambios y aceptando los retos que vienen.
¿Qué opina de la corrupción de la FIFA? ¿Está contento con que los niños estén mejor nutridos? ¿Ya está listo para las fiestas?