La semana pasada hubo bastante discusión respecto qué hacer a futuro con los recursos del Estado. Se planteaba la posibilidad de contar con un nuevo impuesto temporal para fortalecer el sector justicia, se demandaban insumos y medicinas para los hospitales y además los sindicalistas hacían su cabildeo en el Congreso para obtener aumentos salariales. La pregunta es ¿cómo definimos las prioridades? Difícil, pero determinante. Hay que trabajar con los recursos actuales y asignarlos de la manera más eficiente posible. En este sentido, el CIEN presentó recientemente la propuesta “Agenda de Desarrollo para Guatemala 2006·2020” (www.cien.org.gt).

Se plantea que si realmente deseamos prosperidad, debe impulsarse un único y nuevo modelo económico. Difícil que los futuros empleos se generen en el área rural y en el sector agrícola. Se necesita apoyar el proceso de nuevos sectores económicos de mayor valor agregado. “Se aprende haciendo”, por lo que se recomienda hacer reformas para desarrollar la figura del aprendiz e impulsar la educación técnica, y permitir trabajos formales de medio tiempo.

Es fundamental atraer y mantener inversiones en el país y ampliar proyectos para la logística como conexión entre puertos y aeropuertos, contar con carreteras modernas e inclusive un ferrocarril. Debe continuarse con las inversiones en el sector eléctrico, y con la diversificación de las fuentes de generación de energía; ampliar la electrificación rural para lograr la cobertura en los departamentos más rezagados y revisar la tarifa social para que se aplique bien. En telecomunicaciones es fundamental subastar el espectro AWS de forma transparente y mantener la competencia. Estos sectores pueden financiarse fácilmente con alianzas público privadas.

Urge una política de combate a la pobreza que se enfoque principalmente en los más necesitados. En salud es sumamente importante el primer nivel de atención, mejorar la entrega de los servicios y cambiar la gestión del Ministerio de Salud. En educación debe priorizarse la preprimaria, mejorar la eficiencia interna en primaria y crear modalidades flexibles para la secundaria. Es necesario modernizar el Ministerio de Educación e innovar. Deben evaluarse los programas sociales y las transferencias condicionadas. Y en caso de mantenerlos, al igual  que las obras de los Consejos de Desarrollo, deben atender las necesidades básicas sectoriales.

La seguridad ciudadana y la justicia son fundamentales. El respeto a la ley es primordial. Habrá que trabajar en el fortalecimiento de la Policía Nacional Civil, así como del Sistema Penitenciario, el Ministerio Público y el Organismo Judicial con una visión conjunta y metas previamente establecidas basadas en un plan estratégico. La investigación criminal es valiosa.
Para eliminar la corrupción, no basta con hacer una política, ni promulgar una serie de leyes, ni comisiones. Se requiere voluntad de realizar cambios en el diseño de las instituciones, transformación de procesos y rendición de cuentas. Esto es modernizar el Estado. Adicionalmente se requiere un cambio de conducta y sanear las instituciones.

Respecto al tema fiscal, retomar el pacto será importante, buscando una reforma por el lado de los ingresos como de los egresos. Hacer cambios en la SAT y mejorar la recaudación es una tarea pendiente. Por el otro lado recomendable optimizar el gasto y evaluar las inversiones constante y consistentemente. Deben evitarse pactos colectivos del sector público que comprometan recursos por más de un año, ya que ha dejado al Estado desfinanciado, además de ser ilegal.

Adicionalmente significativo impulsar una verdadera administración basada en resultados. Se deben trazar metas cuantitativas, establecer cómo se alcanzarán, ejecutar los recursos, evaluar y hacer cambios estableciendo una verdadera cultura de mejora continua. También se recomienda contar con datos reales, especialmente para medir, razón por la cual se exhorta realizar el censo de población y otras encuestas conforme a un calendario multianual.

La democracia operativa requiere de partidos políticos comprometidos con el bien del país y el de todos sus habitantes. La participación ciudadana es vital para mejoras sustantivas, por lo que será crucial tener la vigilancia de las autoridades, denunciar los abusos y no permitir más gobiernos ineptos. ¿Qué tres temas considera son los mas importantes? ¿Qué eliminaría?