Esta semana el espacio de esta columna está dedicado a condenar públicamente la muerte de dos periodistas en Mazatenango, Danilo López, corresponsal de “Prensa Libre”, y Federico Salazar, de “Radio Nuevo Mundo”. Estos asesinatos se suman a la ola de violencia que ha enlutado a miles de familias en el país. Escribo estas líneas en medio de una profunda tristeza y preocupación por la inseguridad que se vive en nuestra sociedad. Necesitamos reflexionar y pensar muy bien nuestro voto. Guatemala necesita propuestas serias y viables para solucionar los problemas de la violencia e inseguridad.


¡No más ataques a la prensa!