El domingo es la segunda vuelta electoral. Los candidatos no han logrado atraer el interés de parte de los ciudadanos. Las dudas y la apatía resultan ser las principales invitadas en las conversaciones que sostenemos con amigos y familiares. 

Así como hay algunos que ya han decidido su voto, hay otros que no lo han hecho, y que están entre votar nulo o no ir a votar. Situación que es muy comprensible en medio de este atípico proceso electoral. Sin embargo, aún tenemos tiempo para pensar y reflexionar nuestro voto. 

Un aspecto que los ciudadanos podemos considerar para tomar una decisión es evaluar a los candidatos con algunos criterios. El primero de ellos es revisar la historia de vida, preguntando de dónde vienen, qué cosas han hecho en su vida, qué puestos públicos han ostentado (sus resultados) y cómo creemos que podrán desempeñarse como presidente. 

También es necesario analizar el programa de gobierno y cómo en este documento se presentan las soluciones a los diferentes problemas que enfrentamos en el país. Evaluar en qué medida los candidatos tienen claridad para solucionar la crisis en el sistema de salud pública, reducir la pobreza, la desigualdad y la desnutrición crónica infantil, solo por mencionar algunos de los problemas que más me preocupan. 

De igual manera, otro criterio para analizar a los candidatos es conocer el equipo de trabajo que los acompañará. Quiénes serán los ministros, los secretarios, asesores y demás funcionarios. En qué medida estas personas tienen experiencia y conocimiento de los temas que tratarán en cada una de las materias. 

En los debates electorales han estado presentes las acusaciones entre los candidatos y, como en otras ocasiones, las ausentes en la discusión y el debate son las propuestas y las soluciones a los problemas del país. Esto ha contribuido a la inconformidad y el desencanto que alimentan las dudas de los guatemaltecos para decidir su voto. 

Los foros no han sido los espacios para que los guatemaltecos veamos tanto las diferencias como las coincidencias entre los candidatos y sus propuestas. No hemos logrado identificar a qué políticas les darán continuidad, cuáles serán eliminadas y las que crearán. 

Recordemos que también en esta segunda vuelta se repetirán las elecciones a alcalde en 11 municipios, en donde ocurrieron actos violentos que afectaron los resultados electorales y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) determinó que la elección debía repetirse. En muchos casos los actos llegaron incluso a la quema de urnas electorales. 

Es imprescindible que el TSE, en coordinación con las instituciones competentes, tome las medidas pertinentes para resguardar las condiciones que les permitan a los ciudadanos votar libremente y en un ambiente de paz. También la responsabilidad recae en los liderazgos locales, especialmente los partidarios, para que no inciten a la violencia y controlen a sus bases. Los resultados electorales deben respetarse y evitar a toda costa actos violentos. 

La decisión que tomaremos el próximo domingo determinará el futuro del país. ¿Está usted preparado? @josecsagt