¿Ya votaste?

¿Qué esperas?

Recuerda acudir a tu centro de votación, marcar las cinco papeletas, firmar el libro del padrón electoral y depositar tus votos en las urnas.

Al final, el secretario de la junta receptora de votos te entregará una constancia que confirma que ya has votado y te marcará uno de tus dedos con tinta.

En las elecciones de 2011 se implementó la entrega de constancia para las personas que votaron con su Documento Personal de Identificación (DPI). Los que votaron con la cédula de vecindad les sellaron una de las páginas.