"Los pobres son los que me van a hacer presidenta de Guatemala", expresó la candidata a la presidencia, Sandra Torres en su cierre de campaña por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

La exprimera dama, que compite por primera vez para optar a la máxima magistratura, decidió hacer un cierre “tranquilo” y esperó hasta las 12 horas, el último momento que le permite el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para finalizar su campaña.

En el salón Los Pinos, en la colonia Amparo, en la zona 7 reunió a sus simpatizantes para expresar su discurso.

Ha solicitado “ayuda para las elecciones y que todos salgan a defender los programas sociales”.

La decisión de Torres de elegir el salón coincide cuando aceptó ser candidata en la elección de 2011, previo a divorciarse de su esposo, el presidente Álvaro Colom (2008-2012), aunque la Corte de Constitucionalidad (CC) rechazó su candidatura y no pudo participar.