El antejuicio en contra de Edgar Barquín, candidato a la vicepresidencia por el partido opositor Libertad Democrática Renovada (Líder) deberá seguir los procesos cuando faltan 51 días para que los guatemaltecos acudan a las urnas a elegir nuevas autoridades.

Los pasos de ley

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) deberán definir si aceptan la solicitud de la fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala de retirarle la inmunidad que adquirió Barquín el 3 de mayo cuando fue inscrito ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) como candidato a la vicepresidencia.

Si lo avalan, nombrarán un juez pesquisidor que puede ser un magistrado o un integrante de la Cámara de Amparos y Antejuicios, como lo define la Ley en Materia de Antejuicios.

Esto será un antejuicio más para los magistrados”, explica el abogado constitucionalista Alejandro Balsells. El pesquisidor analizará los documentos, tomará declaración del denunciante o querellante y efectuará cuanta diligencia estime pertinente.

Si declara con lugar el antejuicio el juez emitirá un expediente a la CSJ que a su vez lo remitirá a un juez competente en un plazo no mayor de 60 días.

Los escenarios

Si Barquín pierde la inmunidad podría ser detenido y si ocurre antes de ir a las urnas ¿qué pasaría? Dos constitucionalistas y un exmagistrado del TSE explican los posibles escenarios a ocurrir:

1. “Jamás ha ocurrido algo similar, es la primera vez que sucede y deberán ser los magistrados del TSE quienes definan la participación del binomio”, añade Balsells.

2. Mario Fuentes Destarac, abogado y constitucionalista, explica que tendrá que ser la CSJ la que resuelva si declara retirarle la inmunidad lo cual da paso para que se abra el proceso legal y la candidatura de Barquín quedaría en suspenso. “Si eso ocurre no habría un binomio presidencial porque no hay idoneidad en la planilla por lo que será un tema de análisis que deberá resolver el TSE”, se refiere Fuentes Destarac. Esto pondría una interrogante sobre quién podría acompañar a Manuel Baldizón, candidato a la presidencia por Líder, ya que está vencido el plazo de inscripción y no podría darse una sustitución.

3. El exmagistrado del TSE Mario Guerra Roldán explica que si el binomio de Líder ganara las elecciones y avanza el antejuicio y es detenido Barquín puede posponerse la toma de posesión. "Todo esto depende de la postura de un juez". "Al revisar la Ley Electoral no es un imperativo que sea un binomio, lo que dice es que sea un presidente y vicepresidente, no hay una norma exacata que tiene que ser el binomio", añade Roldán.