Guatemala y en especial sus ciudadanos están en pie de lucha. Los políticos están temblando, las embajadas no saben cómo manipular la situación, la CICIG creyó que amedrentar sería suficiente… y no lo fue. El pacto de renovación por impunidad se rompió.

La ciudadanía no quiere más mentiras, está harta. No le cree ni al Congreso, ni al presidente, ni al MP o al OJ. Exigimos todos, a una voz, querellas, acusaciones formales contra empresarios corruptos, políticos corruptos y las cabezas de la mafia. No queremos más jueguitos de ajedrez, no queremos manipulaciones, lo que queremos es ¡JUSTICIA! ¡EVIDENCIAS! ¡JUICIOS JUSTOS Y CASTIGO A LOS CORRUPTOS!

El “script” de solo vamos a lograr la renovación de la CICIG y con eso basta no es suficiente. El ofrecimiento falso de que vamos a revelar los listados de los políticos corruptos, a los cuales por lavado de dinero y narcotráfico se les retiró la visa de los Estados Unidos, pero después mejor ya no, tampoco es aceptable.

El cuento chino de que con agarrar a 20 vistas de aduanas corruptos ya desbaratamos a la estructura criminal o gavilla de delincuentes que roban más de mil millones de quetzales al año tampoco nos lo vamos a creer.

Queremos que se respete la Constitución, queremos un debido proceso y evidencia científica. SABEMOS QUE LA EVIDENCIA Y LA CIENCIA NO TIENEN IDEOLOGÍA POLÍTICA. Sabemos que nos están escondiendo información y que están jugando el juego de solo “¡Vamos a llegar hasta aquí y a los poderosos corruptos de toda la vida no los vamos a tocar!”

No queremos eso, sabemos que hay riesgos, sabemos que a la masa enardecida nadie la controla, sabemos que toda civilización necesita de líderes sensatos que lleven a un buen fin las protestas que deben mantenerse pacíficas y apegadas y defendiendo la Constitución.
Fiscal general, Thelma Aldana, usted tiene la responsabilidad más grande de su vida frente a sí. Usted no puede no iniciar una investigación formal por enriquecimiento ilícito, por evasión, por encubrimiento, por obstrucción de justicia, por peculado y por la constelación de delitos que las más altas esferas del poder Ejecutivo han cometido o han permitido que se cometan con su complicidad y encubrimiento.

Señores de la CICIG, dejen ya de jugar con nosotros y nuestra inteligencia, presenten los casos, armen la evidencia, los testigos, las cuentas bancarias, las investigaciones de la IVE, los casos de lavado de activos y de dinero. No jueguen el juego sucio que hicieron con la UNE de encubrir a la nefasta pareja presidencial, y no me refiero a Espada, obviamente. No crean que somos sus juguetes, QUEREMOS JUSTICIA, EVIDENCIAS, CASOS BIEN ARMADOS, DEBIDO PROCESO, CASTIGO A TODOS LOS CORRUPTOS Y UN PRECEDENTE QUE NOS PERMITA CONSTRUIR UN PAÍS LIBRE DE CORRUPCIÓN Y LATROCINIO.

HAGAN SU TRABAJO.