Un nuevo estudio demostró que los problemas de sueño podrían derivarse de la calidad de descanso más que la cantidad total de horas de sueño que la gente consigue.

"Las personas pueden quejarse de despertarse demasiado temprano y no sentirse descansado a pesar de acumular horas de sueño sustanciales", explica la líder del estudio, Linda Waite, profesora en Sociología Urbana en la Universidad de Chicago.

El estudio, publicado en línea por Journals of Gerontology: Medical Sciences, encontró discrepancias entre personas que se auto reportaron de sufrir de insomnio y los resultados registrados en un dispositivo de vigilancia de sueño en los adultos mayores.

Nuestros estilos de vida modernos y horario de trabajo llevan a que estemos cada vez menos tiempo en la cama: en los últimos cincuenta años, hemos perdido una hora y media estimada de sueño, mientras que el cansancio es considerado por algunos como la enfermedad del siglo.

No dormir lo suficiente está vinculada a enfermedades del corazón, una disminución en el funcionamiento cognitivo y funcionamiento de día - con un mayor riesgo de accidentes de auto y domésticos - y nos deja con un mayor riesgo de obesidad y diabetes.

Alrededor del 30 por ciento de los adultos reportan tener algunos síntomas de insomnio, que incluyen dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido o despertarse demasiado temprano y luego no sentirse bien descansado durante el día.

Entonces, ¿cuánto sueño necesitamos? "Cada persona tiene diferentes necesidades. Algunas personas pueden estar descansados ​​después de cinco horas de sueño, mientras que alguien más necesitará ocho horas para estar en su mejor capacidad", explica la doctora Royant-Parola, especialista del sueño y presidenta de la asociación francesa para los problemas para dormir Réseau Morphée.

Y añade: "Pero si sigues rompiendo tu horario de sueño, al ir a la cama a diferentes horas y con actividades nocturnas inusuales, puedes terminar estando constantemente cansado incluso después de obtener suficientes horas de sueño."

Todos nos despertamos durante la noche, pero estas fases suelen durar menos de un minuto. Si duran más tiempo, esto es lo que podría dar la impresión de una fragmentación del sueño, lo que lleva a la sensación de no dormir un ojo en toda la noche. Todos hemos experimentado esas "noches sin dormir" antes de tomar un vuelo temprano cuando nos despertamos tan a menudo que se siente como que no dormimos en absoluto.

Para evitarlo, deja tus preocupaciones y problemas fuera de la habitación: insomnio con frecuencia es provocado por pensamientos preocupantes dando vueltas en tu cabeza.

En la galería de arriba podrán encontrar cinco consejos para evitar el insomnio.