En 1984 el mundo del manga japonés veía nacer a “Dragon Ball”, una de las sagas más reconocidas a nivel mundial. En ese año Akira Toriyama ponía en circulación la historia de un niño, Gokú, que en compañía de sus amigos iniciaba una aventura en busca de unas bolas mágicas que una vez reunidas les permitirían pedir un deseo.

Aunque Toriyama había pensado en una historieta que durara no más de 52 capítulos, su éxito se extendió tanto que llegó a publicar 519 de estos, terminado en 1995. Más tarde, la compañía Toei Animation se encargaría de trasladar el manga al animé.

Ya han pasado 30 años, pero la fórmula del éxito parece no agotarse. Después de Dragon Ball Z, Dragon Ball GT, Dragon Ball Kai, incontables especiales televisivos, en 2015 se estrenará una nueva película de la saga con el regreso, una vez más, con el eterno enemigo de Gokú, Freezer.