El águila calva, conocida por su cola y cabeza de plumas blancas (que no calva), es la orgullosa ave símbolo nacional de Estados Unidos, aunque estuvo al borde de la extinción en ese país.

En el condado de York, Pensilvania, Estados Unidos captaron a una pareja alimentar y cuidar a sus pichones.