Ricky Martin asistió anoche a un gala de caridad en la ciudad de Sao Paulo que reúne fondos para la lucha con el SIDA. Así se le pudo ver desfilar por la alfombra roja, de la mano de su novio, el artista Jwan Yosef.

El artista contempló una presentación musical durante la cena. Y por si eso fuera poco, el cantante boricua accedió a que se subastara un beso suyo y a donar los fondos a la causa.

Uno de los invitados al lujoso evento, pagó la cifra de 90 mil dólares por poder besar a Ricky Martin. Una mujer brasileña se quedó con el premio y no tardó en ir a cobrarlo.

Ambos se encontraron en el salón, apuntados por varios teléfonos móviles, mientras se dieron un apasionado beso.

En el siguiente video pordrán verlo: