Un adolescente australiano de 18 años presentó graves quemaduras después de estar de acuerdo en que sus amigos le prendieran fuego.

El adolescente se encontraba en una fiesta en un suburbio al norte de Sydney, Australia, cuando permitió que sus amigos experimentaran prenderle fuego con aerosoles y líquidos inflamables después de la media noche, informó el sitio News de Australia.

La policía mencionó que el hombre estaba socializando en la zona Collaroy Plateau y fue llevado al Hospital Royal North Shore de Sydney por presentar "quemaduras superficiales pero excesivas en la espalda".

En la galería de fotos podán conocer más detalles.

El contenido del siguiente video contiene imágenes fuertes y puede herir su susceptibilidad.