Esta posiblemente sea la historia de "amor" más desastrosa que puedan leer durante el día o la semana.

Seguramente todos han pensado en realizar un "gesto" romántico para sorprender o impactar a la persona que tanto les gusta, pero asegúrense antes de pensar bien qué tipo de sorpresa desean brindar.

Un ejemplo de ello, es el siguiente video, en el que un joven ruso llamado Pavel Daring deseaba sorprender a Olga, su vecina, pues le quería dar una sorpresa escalando el edificio y posarse en su ventana.

El único problema es que ella no pudo verlo, pues se encontraba muy entretenida dándose una ducha, por lo que el plan del joven terminó por desvanecerse.

Afortunadamente solo se quedó en eso y no hubo accidentes.

A continuación el video.