Sofía Vergara aparece en la portada de la edición de mayo de la revista Vanity Fair, en donde revela el tamaño de sus pechos, 32F, situación que le ha dificultado encontrar ropa interior de su talla por lo que admitió haber tenido que visitar tiendas especializadas en ropa para bailarinas exóticas.

“Cuando me mudé a Los Ángeles encontré lugares como Frederick's en Hollywood, donde hacen brasieres para strippers”, relató.

La actriz aseguró a la revista "Vanity Fair" que desearía tener implantantes de senos, y no precisamente por el tamaño, sino para evitar que se le caigan al acostarse.

“Créeme, desearía tener senos falsos. Me acuesto y estos se van completamente hacia abajo. No es divertido”, confesó la colombiana en entrevista para la publicación.

Finalmente agregó que, además de luchar para encontrar sostenes que se adapten a ella, también tiene problemas para elergir su ropa ya que mucha de ella no se adapta a su voluptuosa figura.

“A veces la prensa comenta “¡Oh!, ¡Sofía lleva la misma forma de vestido!”, y yo quiero responderles: “¿Qué maldito vestido quieren que me ponga?”, es obvio que hay una razón por la que lo hago”, finalizó.

A través de su cuenta de Twitter, la actriz agradeció a la revista por la publicación.