La película bíblica de Ridley Scott, "Éxodo: Dioses y Reyes", sobre la vida de Moisés en Egipto, no será proyectada en los Emiratos Árabes Unidos debido a sus "errores religiosos e históricos", anunciaron este martes las autoridades.

"Tenemos nuestras reservas sobre el filme porque contiene errores religiosos e históricos", afirmó Juma Obaid al Leem, director del Consejo Nacional de Medios, órgano encargado de aprobar la salida de películas en los Emiratos.

Además, "Éxodo: Dioses y Reyes", en el que Christian Bale desempeña el papel de Moisés, no será difundido en el país porque "personifica a los profetas y a Dios", agregó Leem.

Los Emiratos es un país musulmán, pero cerca del 90% de los 8,5 millones de habitantes son extranjeros, en su mayoría no musulmanes.

"Éxodo: Dioses y Reyes", que costó 140 millones de dólares, recaudó 24,1 millones durante su primer fin de semana de explotación a mediados de diciembre en Estados Unidos, según cifras de la firma Exhibitor Relations.

El ministro egipcio de Cultura justificó el viernes la prohibición de la película en su país afirmando que "falsifica" la Historia. Al día siguiente, la distribuidora del filme en Marruecos anunció que lo retiraba porque "representa a Dios", encarnado en un niño.