La versión británica del reality "Big Brother" está escandalizando a la audiencia por su alto contenido sexual explícito, tanto que los productores han recibido más de 600 quejas en contra del programa.

Sin embargo, al parecer los tiene sin cuidado el enojo de algunos televidentes que no han dudado en mostar nuevas escenas subidas de tono entre varios de sus participantes.

La edición de GHVIP del han captado desnudos, relaciones sexuales en el jacuzzi, e incluso delante del resto de compañeros.

La pareja conformada por Lewis Bloor y Marnie Simpson ahora son el centro de polémica, pues además de bañarse juntos y recorrer la casa como "Dios los trajo al mundo", han protagonizado un encuentro altamente sexual que fue transmitido sin censura.