Aunque el corsé fue desterrado oficialmente de la moda para finales de la primera década del siglo XX, este siguió siendo usado por las mujeres para moldear su cuerpo.

Y la tortura no ha variado: otrora estaban hechos de huesos de ballena. Asfixiaban a las mujeres hasta el desmayo y les impedían moverse. Hoy, hechos de neopreno y otros materiales más maleables, siguen haciendo que quienes los usen se esfuercen para caber en ellos.

Esto también aplica para la faja, sucesora del corsé, y complemento que es considerado como una prenda complementaria en el atuendo cotidiano. Y por esta razón debe tratársele como tal: no se puede comprar una de una talla menor. De lo contrario, ocurrirán desastres.

Esto pasa en el video de la marca AvisUniqueAccesories, que moldea cuerpos de todas las tallas. Muestran cómo una mujer de talla grande se envuelve en una de sus fajas.Pero para lograr este resultado, hay que intentarlo constantemente. Quienes lo han visto se quejan de la incomodidad que sienten al verlo, pero la marca afirma que este procedimiento es "supremamente suave y confortable".

En la galería verán a varias famosas antes y después de usar faja.