Siempre, pero siempre revisen la fecha de caducidad de lo que compran. Es lo mínimo que pueden hacer por preservar su seguridad a la hora de comprar un alimento.
 
Pero si este alimento ya tiene "cosas raras" ya no puede ser su responsabilidad.
 
Esto pasó con Jen Chafitz, residente de Glendale, Arizona. Compró un salmón y entonces vio lo que se retorcía entre la carne del pez. No eran otra cosa que gusanos, pequeños, babosos y blancos. Gritó y su esposo Glen vio todo. Por esta razón, lo filmó y el video se hizo viral.

Debido a este hecho, la tienda que vendió el producto en mal estado debió devolverles el dinero. Ya se descubrió que el gusano que habitó en este pescado en particular es el Anisakis, parásito común entre estos animales, reportó el portal local ABC15.

En la galería verán cómo averiguar si sus alimentos todavía son aptos para el consumo humano. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".