Subirse en un juego mecánico provoca emoción, pero cuando el miedo te inunda, la sensación es indescriptible. 

En los videos que verás a continuación, el miedo se apoderó de las personas, unos se desamayan, mientras otros con los gritos dejan ver el temos que los invade.