Belinda regaló decenas de sonrisas a los pacientes del hospital O’Horán del estado de Mérida, donde recorrió el área de oncología infantil.

El propósito de Belinda, quien cantó y bailó con los pequeños, era visitar a uno de sus seguidores, quien padece de hemofilia, un chico llamado Roberto.

“Acabo de vivir uno de los momentos más increíbles de mi vida. Roberto: le agradezco a Dios por ponerte en mi camino y poder estar contigo en este momento […] Tu mamá me decía gracias por salvarle la vida a mi hijo, y tu fuiste quien me salvó a mí... Gracias por enseñarme a valorar las cosas que realmente valen la pena como vivir”, comentó la cantante a través de su cuenta de Instagram.

La mexicana también posteó otra conmovedrora imagen y un video, con otro pequeñito enfermo. En las galería podemos ver a Beli bailar, abrazar y sonreír con el niño, quien no podía quitar la cara de felicidad.