Un joven de nombre Gavin Hatch recibió la invitación de sus amigos para compartir un momento de diversión en el hotel Disney's Boardwalk Inn, en el parque Walt Disney World Resort.

Sin embargo, cuando llegó al lugar se encontró con un grupo de bailarines que, tras realizar una coreografía al ritmo del tema "Unconditionally", de Katy Perry, le abrieron paso a su novio Patrick Santos, quien organizó todo para pedirle matrimonio.