El número más esperado de los American Music Awards fue el de Jennifer Lopez e Iggy Azalea. Y las guapas cantantes dejaron al público aplaudiendo de pie.

Fue la primera ocasión que estas las intérpretes se presentaron en televisión cantando “Booty”. JLo e Iggy lucieron tremendamente sensuales, simplemente no decepcionaron.

Durante el número JLo cambió de vestuario con el cual resaltó sus curvas, Iggy tampoco se quedó atrás y lució increíble.