Se llama Mark David Christenson y no ganó un Oscar, aunque parece que sí...

Este hombre entró a fiestas privadas, bebió gratis y hasta consiguió un automóvil al hacerse pasar por un ganador de los Premios de la Academia.

No es actor, ni director, ni guionista, simplemente es un hombre que decidió engañar a Hollywood, e hizo lo que quiso gracias a su estatuilla dorada. 

Lo único que necesitó fue un smoking negro y un Oscar "pirata". Todo quedó grabado en video y fue publicado en el canal de Youtube "New Media Rockstars".  

Y aunque no logró entrar al Dolby Theater, obtuvo comida y bebidas gratis, acceso a eventos privados, fotografías con sus "fans" y hasta un BMW. Todo por pasearse por Los Ángeles con su premio "Oscar". 

Aquí les dejamos la divertida broma.